I
Asamblea

Carta de Derechos y Libertades

Artículo 1
Toda persona es libre de acceder a la ciudadanía de Arcadia. La ciudadanía se pierde por la defunción tras la inactividad del ciudadano, por la expulsión o por el rechazo de la misma.

Artículo 2
Todos son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión, ideología política o cualquier otra condición o circunstancia personal o social.

Artículo 3
Arcadia es un Estado aconfesional. Se garantiza la libertad ideológica, religiosa y de culto de los individuos y las comunidades sin más limitación, en sus manifestaciones, que la necesaria para el mantenimiento del orden público protegido por la Ley.

Artículo 4
Se garantiza el derecho al honor, a la intimidad personal y familiar y a la propia imagen. Se garantiza el secreto de las comunicaciones, salvo por resolución o autorización judicial en ámbito público o privado.

Artículo 5
Toda persona tiene derecho a la libertad y a la seguridad. La privación de libertad sin sentencia judicial tendrá una duración máxima de 24 horas. El detenido tiene derecho a conocer las razones de su detención, así como a ser informado de sus derechos frente a la misma.

Artículo 6
Se reconoce y protege el derecho, sin que quepa establecer censura:
a) A expresar y difundir libremente los pensamientos, ideas y opiniones mediante la palabra, el escrito o cualquier otro medio de reproducción, respetando la legislación vigente.
b) A la producción y creación literaria, artística, científica y técnica.
c) A comunicar o recibir libremente información veraz por cualquier medio de difusión.

Artículo 7
Los ciudadanos tienen el derecho a participar en los asuntos públicos directamente o por medio de representantes libremente elegidos en elecciones periódicas por sufragio universal, libre, igual, directo y secreto. Asimismo, tienen derecho a acceder en condiciones de igualdad a las funciones y cargos públicos, con los requisitos que señalen las leyes.

Artículo 8
Todos los ciudadanos tienen derecho a obtener la tutela efectiva de los jueces y tribunales en el ejercicio de sus derechos e intereses legítimos, sin que en ningún caso pueda producirse indefensión. Asimismo, todos tienen derecho al Juez ordinario predeterminado por la Ley, a la defensa y a la asistencia de letrado, a ser informados de la acusación formulada contra ellos, a un proceso público sin dilaciones indebidas y con todas las garantías, a utilizar los medios de prueba pertinentes para su defensa, a no declarar contra sí mismos, a no confesarse culpables y a la presunción de inocencia.

Artículo 9
Nadie puede ser condenado o sancionado por acciones u omisiones que en el momento de producirse no constituyan delito, falta o infracción administrativa, según la legislación vigente en el momento. Las penas estarán orientadas a la reinserción social, quedando prohibidas la retribución y la inocuización. En virtud de ello, nadie será expulsado indefinidamente de Arcadia si no es por incumplir los términos y condiciones del Desarrollo de
VirtualPOL.

Artículo 10
Todos tienen derecho al acceso a la educación y el derecho a la cultura. La educación pública estará sometida a los principios y normas constitucionales y legales. Se reconoce a las personas físicas y jurídicas la libertad de creación de centros docentes, que gozarán de autonomía y libertad de enseñanza, dentro de los límites que marque la ley.

Artículo 11
Se reconoce el derecho a la propiedad privada, con la Ley como única limitación.
Todos contribuirán al sostenimiento de los gastos públicos mediante tributos, que en ningún caso tendrán alcance confiscatorio.

Artículo 12
Los ciudadanos tienen derecho al trabajo. Los trabajadores tienen derecho a la negociación colectiva de su situación laboral. Se reconoce la libertad de empresa en el marco de una economía de mercado.

Artículo 13
Se garantiza el derecho de asociación para la defensa de intereses colectivos, incluidos los sindicatos y las asociaciones empresariales, así como el derecho de fundación.

Artículo 14
Se garantizan el derecho de manifestación, el derecho de huelga y el derecho de petición, individual o colectiva, en los términos que regule la Ley. Asimismo, se reconoce el derecho de reunión pacífica, pública y privada, sin más limitación que el mantenimiento del orden público protegido por la Ley.

Info Creado hace . Última publicación hace , versión: 1.
Pueden ver: todo el mundo (Internet).
Pueden editar: ciudadanos con cargo: Presidente (Ver cargos).